Mi primera vez en Holanda fue una experiencia maravillosa, es un país que funciona demasiado bien y que tiene de todo para disfrutar. Es super seguro, todo el mundo habla inglés y es caro como toda Europa. Pareciera estar inundado en bicicletas y se nota muchísimo quiénes son extranjeros por como se camina por las calles. Ámsterdam es una ciudad para explorar y aprender mucho de arte, sexo y drogas. Quedé con muchas ganas de ir a otras ciudades, porque Holanda ofrece puras cosas lindas!

Por June García

Es un país que tiene una red de trenes espectacular, puedes llegar a casi cualquier parte en tren. La compra de los boletos se puede hacer por internet o directamente en las estaciones (aunque muchas veces es más barato por internet). 


Todo el mundo habla inglés, si te manejas en ese idioma no vas a tener ningún problema en Holanda, a donde vayas te puedes comunicar en inglés (porque el neerlandés es bastante difícil de cachar). 
Puedes pagar las micros directamente arriba con tarjeta de crédito. 


Como es un país que está por debajo del nivel del mar, es muy pantanoso y está lleno de canales en todas partes (como los típicos que se conocen de Ámsterdam). En ciertas ciudades se puede ver como las casas están chuecas, por la inestabilidad de la tierra. Las bicicletas son el medio de transporte más popular, se pueden ver por todos lados y es importante recordar al momento de estar caminando que las bicis tienen preferencia (SIEMPRE) y hay que caminar con mucha atención porque pedalean demasiado rápido. Los coffeeshop son aquellos lugares donde puedes comprar marihuana legalmente y otros derivados de esta (además de jugos, agua, etc), pero si lo que realmente quieres es tomar un buen café, tienes que dirigirte a un “Cafe”.